Como montar una cubierta sin cámara

Como montar una cubierta sin cámara

UTILIZACIÓN DE CUBIERTAS EN SCOTT-SRAM

En SCOTT-SRAM, las cubiertas son un asunto delicado para el equipo. Nino Schurter siempre se preocupa hasta el mínimo detalle de las cubiertas que monta. En los prolegómenos de los Juegos Olímpicos de Río dedicamos mucho tiempo a investigar y hacer pruebas con la federación suiza. Hemos encontrado la combinación adecuada de tamaño de cubierta y ancho de llanta para conseguir estabilidad, flexibilidad y una forma idónea para la resistencia a la rodadura y la tracción. Hemos adquirido una amplia experiencia y queremos enseñaros los aspectos básicos y cómo montar y mantener unas cubiertas sin cámara en una bicicleta de montaña.

LA CARCASA

La carcasa es el cuerpo principal de la cubierta. Las paredes laterales y la capa que va debajo del talón suelen construirse con hebras de Kevlar o acero y se miden en hebras por pulgada (TPI). Cuando más alta sea la cifra, más ágil y ligera será la cubierta. Cuando más baja sea, mayor será la protección en las paredes laterales y en el talón para situaciones más exigentes. Se trata de elegir entre peso y flexibilidad, o riesgo de pinchazo y prestaciones de la cubierta. Una cubierta normal tiene entre 60 y 120 TPI. Para el equipo SCOTT SRAM tenemos una cubierta especial con 170 TPI. También existen diferentes métodos de fabricación, en la manera de montar las diferentes capas de goma entre las paredes laterales y el hombro para que la transición sea suave y la cubierta quede bonita.

COMPUESTO DE GOMA

Las cubiertas “normales” suelen incluir un único compuesto, mientras que las de competición, más caras, pueden tener hasta tres; un compuesto de rodadura rápida en el centro, y otros compuestos más blandos hacia los bordes para ganar tracción en los giros. En superficies mojadas, el uso de compuestos más blandos en la totalidad del talón da una tracción superior en piedras y raíces resbaladizas, mientras que los compuestos más duros resultan útiles sobre asfalto y sobre caminos de tierra compacta.

¿QUÉ ES UNA CUBIERTA SIN CÁMARA?

Son muchos los ciclistas de trail que desconocen las ventajas de un sistema sin cámara, una construcción que permite sustituir la cámara con una combinación de cubierta, llanta, cinta, una válvula especial y un líquido sellador. Las ventajas son enormes, ya que el uso de una presión inferior ofrece más tracción y menor resistencia a la rodadura, así como protección frente a pinchazos causados por espinas, cortes o reventones cuando la cámara queda pinzada con la llanta, piedras o raíces. Hemos prescindido totalmente de las cubiertas en competición, para entrenar y para cualquier recorrido de trail de nuestro equipo.

DIMENSIONES DE LA CUBIERTA Y LA LLANTA

Las llantas y las cubiertas son cada vez más anchas en todas las disciplinas de MTB. Esto refuerza la estabilidad y permite usar un volumen de aire mayor con una presión inferior, lo que resulta en más tracción y menos pérdida de aire. Utilizamos un ancho interior de llanta de 25 mm o más, lo suficiente para nuestras cubiertas, pero sin añadir demasiado peso en un sitio tan importante. Esta combinación tiene otro efecto positivo, ya que eleva la cresta central de la cubierta y con ello aprovecha en los tramos rectos el compuesto central, que es más rápido; Por otra parte, al inclinar la bici ligeramente en los giros, entran en acción los bordes de la cubierta con su compuesto más blando.

PRESIÓN DE LA CUBIERTA

Es una de las mejoras más significativas sin subir el coste económico. Creo que el 80 % de los ciclistas no ruedan con la presión adecuada. Hay quien piensa que una presión superior reduce la resistencia a la rodadura, pero es justo al contrario. Depende en gran medida del peso del ciclista, y del estilo de montar más o menos agresivo que tenga. Una buena referencia sería 1,5 bar delante y 1,6 detrás. Prueba la presión y adáptala en función de tu peso y tu estilo de montar.

Para comprobar la presión, presiona con toda tu fuerza; no deberías poder presionar más de la mitad de la cubierta. Si casi te rompes el pulgar, es que tienes demasiada presión para un sistema que no monta cámara. El calor y los inviernos fríos también pueden hacer necesario un reajuste.

CÓMO PREPARAR UNA RUEDA PARA MONTAR SIN CÁMARA: PARTE 1

Limpia el interior de la llanta con alcohol. Déjalo secar para que el pegamento de la cinta se adhiera a la llanta. Comprueba que tienes cinta del ancho adecuado para la llanta. Yo empiezo a unos 10 cm del orificio de la válvula, doy una vuelta completa, y luego dejo 10 cm más pasada la válvula, antes de hacer un corte limpio. Presiona con firmeza sobre la llanta para que la cinta cubra perfectamente los orificios de los radios. Consejo práctico: utiliza una herramienta de punta afilada para cortar un orificio que permita el paso de la válvula. Yo la caliento con un encendedor para que se derrita y no se raje la cinta. Si es una cubierta nueva y tiene un tacto grasiento en el interior, debes limpiarlo antes para que el sellante se adhiera a cualquier microagujero que haya. Coloca la válvula y apriétala a mano.

CÓMO PREPARAR UNA RUEDA PARA MONTAR SIN CÁMARA: PARTE 2

Pon la cubierta empezando por la parte opuesta a la válvula. Justo antes de llegar a la válvula, gira la rueda 90 grados y pon el líquido en el interior antes de volver a montar completamente la cubierta. Entre 80 y 100 ml para una cubierta normal de 2 a 2,25 pulgadas de ancho, más cantidad si el volumen es mayor, y quizás un poco menos si compruebas el nivel del líquido periódicamente. Infla la cubierta. Si utilizas una bomba de pie, saca el núcleo de la válvula para que el aire entre con rapidez. Infla hasta que los dos lados se asienten en el talón (se oirá un "ping" característico). Haz girar la rueda sobre el eje para comprobar que está perfectamente asentada.

Una vez que quede sellada la cubierta, introduce el núcleo de la válvula, apriétalo con una llave para válvulas y vuelve a inflar a la presión adecuada. Yo nunca paso de 2 bar. Haz botar la rueda sobre el suelo, girándola entre un rebote y el siguiente, para agitar el líquido hasta que quede sellado.

CÓMO ARREGLAR UN PINCHAZO

Lo primero es bajarse de la bici inmediatamente. Localiza el pinchazo y ponlo en la parte inferior. Agita de lado a lado para que el líquido actúe. Si el agujero es grande, puedes utilizar un kit de reparación. Nosotros utilizamos el kit Sahmurai Sword, que va montado en el extremo del manillar y viene cargado con una mecha y una aguja. Hay que meterlo por el pinchazo, luego hay que tirar para cerrarlo y finalmente se suelta la herramienta, con lo que la mecha se queda en el interior y tapa el pinchazo. Si el pinchazo es mayor, habrá que poner una cámara en el interior. Quita la válvula y un lateral de la cubierta, con cuidado de que no se salga el líquido. Si el desgarro es tan largo que acabaría pellizcando la cubierta y reventándola, ha llegado el momento de ser creativo. Un parche, un trozo de plástico, o incluso un envoltorio de gel. Si el corte es muy largo, puedes poner bridas por el talón y la llanta para mantener la cubierta en posición.

MANTENIMIENTO DEL SISTEMA SIN CÁMARA

Muchos ciclistas creen que es complicado y engorroso, pero es muy fácil. Deja que la rueda se asiente unos minutos, levántala, agítala de lado a lado mientras el líquido está en la zona inferior de la cubierta, y escucha cómo el líquido va lavando la cubierta de lado a lado. Así podrás ver cuándo necesitas reponer el líquido, transcurrido un mes o así. Cuando pasen 2 o 3 meses, escucha el sonido de la rueda; si notas que hay bolitas en movimiento libre en el interior, significa que ya ha hecho su labor y se ha solidificado. En ese caso, desmonta la cubierta, compruébala, límpiala y vuelve a colocar sellador. Comprueba si la cinta de la llanta ha sufrido algún daño, o levántala de la llanta. A mí me gusta cambiar el núcleo de la válvula periódicamente. Si no lo cambias, por lo menos límpialo para que el aire circule libremente y las lecturas de la presión sean exactas.

Producto añadido a la comparación correctamente